Inicio Regionales Porras: Nueva curia de San Carlos es el mejor regalo en estos...

Porras: Nueva curia de San Carlos es el mejor regalo en estos 50 años de la Diócesis

195
0
Cardenal Baltazar Porras en la nueva curia de San Carlos.

Texto: Carlos Hernández/Fotos: Alexander Olvera.-

San Carlos, junio 26.- El Cardenal Baltazar Porras calificó la inauguración de la nueva curia de San Carlos como el mejor regalo para esta Diócesis próxima a cumplir 50 años y por el primer lustro del episcopado de monseñor Polito Rodríguez Méndez, a quien felicitó -junto a todo el clero cojedeño- por esta hermosa obra.

Porras refirió que obras como la restauración de la casa colonial que será la nueva sede a la Curia Episcopal «le da un rostro distinto a esta iglesia que peregrina en Cojedes», y complementó que el personal que allí labora «es el rostro más cercano de la acción de una obra diocesana, con gente afable, paciente, amable, para atender a quien acude a nosotros».

Invitó a tener sentido de conservación y sumar esfuerzos para mantener esta edificación, sobre todo porque «en Venezuela lamentablemente se ha perdido mucho la conservación del patrimonio… tangible e intangible».

Nueva curia diocesana en San Carlos, calle Sucre entre Miranda y Figueredo.

El acto de bendición e inauguración de la nueva curia se realizó este viernes 25 de junio de 2021 en el marco de la visita del Cardenal Porras a Cojedes, especialmente por la erección del Santuario beato Dr. José Gregorio Hernández, en la Parroquia San Juan Bautista de El Pao.

Refirió que espera para finales del año próximo la culminación de la nueva y hermosa curia que se construye en Caracas y lo que se va a llamar Centro Pastoral «Cardenal Alí Lebrum».

Monseñor Polito Rodríguez bendice las nueva sede de la Curia Episcopal de la capital cojedeña.

Nuevas causas de beatificación

El Cardenal Porras dio una grata noticia al referirse a sus gestiones para la beatificación de dos venezolanos. «Acabo de introducir en Roma la causa de beatificación de Alí Lebrum y del padre Cesareo Gil, fundador del Movimiento Cursillos de Cristiandad en Venezuela, porque la santidad también se ha hecho presente (entre nosotros) de manera muy sencilla, humilde y a veces de manera desapercibida y tenemos que ser capaces de reconocer todo esto…»

Después de manifestar su alegría por estar aquí en Cojedes pidió al Señor que bendiga esta sede y a los presentes les dijo: «sean luz y sal de esta iglesia venezolana en estos momentos difíciles, pues estamos para vencerlos y no para lograr como dice el papa Francisco…»

Al momento del corte de la cinta inaugural de la restaurada casa colonial nueva sede de la curia en San Carlos.

Experiencia de la visita al Papa Francisco para entrega de reliquia doctor José Gregorio Hernández

A petición de los presentes, el Excelentísimo Cardenal Porras contó las anécdotas de la más reciente visita al Vaticano, cuando entregó al Papa Francisco la reliquia del beato Dr. José Gregorio Hernández. Dijo que fue acompañado del padre Padre Luis Ugalde y un grupo de laicos, asesores cercanos que ayudan para el proceso de beatificación y para las obras de la Arquidiócesis de Caracas y la de Mérida.

«Che… ¡que cosa tan bella y tan sencilla!», exclamó Su Santidad al ver la reliquia del beato venezolano.

Hermosos pasillos de la Curia Diocesana.

Porras indicó que el papa la tomó en sus brazos y le dio un beso, con una emoción sincera Aseguró que el papa está muy pendiente de nuestra iglesia y de nuestro país. Apuntó más adelante que la figura de José Gregorio en Roma y en todos los países del mundo sobre pasa las expectativas.

Periodistas cojedeños en la nueva sede de la curia episcopal en San Carlos con el Cardenal Baltazar Porras.

El ejemplo de vida de José Gregorio Hernández, fue extraordinario, pues vivió también en tiempos difíciles para Venezuela, con una dictadura, mucha pobreza, pandemia, gran retraso en educación y tecnología, pero por encima de todas esas situaciones José Gregorio se sobrepuso y demostró que con fe, trabajo y estudio podía seguir adelante con éxito y se convirtió en un gran científico, que modernizó los estudios de medicina en Venezuela y como hombre de fe ayudó con sus conocimientos a los más necesitados.

Por eso «el papa me dijo que esta beatificación de José Gregorio Hernández ha sido oportuna no sólo para Venezuela sino para el mundo, pues ocurre en medio de esta pandemia que vivimos hoy día, y el hecho que un laico, un médico, gracias a su vocación científica unida a su preocupación por la fe, de servirle a todos especialmente a los más pobres, es algo que lleva a una dimensión más universal al doctor José Gregorio».

Jóvenes de la parrroquia San Juan Bautista danzaron en el acto cultural de la inauguración de la nueva curia diocesana.

Dijo que el papa Francisco lo animó de la siguiente manera: «Tenés que seguir adelante porque José Gregorio en este momento es un modelo y testimonio no sólo para Venezuela sino para el mundo entero».

-Esto me hace sentir que la canonización pudiera estar más cerca de lo que podemos esperar… dijo Porras.

Contó que en Valencia, España hay una sastrería donde el dueño tiene una imagen de José Gregorio Hernández, la cual esa persona compró sin saber que era un santo venezolano. Dicho sastre le confió que lo que le estimuló adquirirla fue la elegancia que presenta, de manera que la tomó para ejemplo de su negocio.

Al respecto Porras reflexionó que «Tenemos que desarrollar nuestras capacidades y talentos como lo hizo José Gregorio, quien entre otras cosas, aprendió a hacer su propia ropa…. También tenemos nosotros que tener esa creatividad y esa es también es una forma de evangelizar…» y destacó que en las pequeñas cosas de la vida cotidiana podemos expresar lo que llevamos por dentro y además mostrar nuestra mejor presencia.

Recordemos que entre las virtudes trascendentales están la verdad y el bien, pero también la belleza -dijo el Cardenal- y poder mostrar las cosas bellas con sencillez es una necesidad porque el Señor nos hizo a todos también para que contemplemos y cuidemos la belleza de la naturaleza, por ejemplo, y para que lo que hagamos lo hagamos bellamente.

De manera que finalizó diciendo que «la beatificación de José Gregorio es un punto de llegada pero también un punto de partida para las cosas que hay que seguir haciendo en lo material en lo espiritual y en servicio al prójimo y eso está, pues, en nuestras manos para que pronto tengamos en los altares un San José Gregorio».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí