Inicio Regionales Monseñor Polito Rodríguez: Debemos impregnarnos de los valores cristianos de monseñor...

Monseñor Polito Rodríguez: Debemos impregnarnos de los valores cristianos de monseñor Sixto Sosa

256
0
Obispo de San Carlos, Monseñor Polito Rodríguez.

Carlos Hernández.-

San Carlos, octubre 20.- (Las Noticias de Cojedes).- El ejemplo de vida de monseñor Sixto Sosa debe servirnos para impregnarnos de los altos valores y principios cristianos necesarios para construir el Reino de Dios en la tierra, dijo monseñor Polito Rodríguez Méndez, obispo de San Carlos, al celebrarse hoy 150 años del natalicio de este hijo ilustre de Tinaco, estado Cojedes, primer obispo de Cumaná, cuyo nombre está postulado en la Congregación de la Causa de los Santos en el Vaticano.

Con motivo de estar celebrándose (hoy) los 150 años del nacimiento de Monseñor Sixto Sosa, quiero llegar hasta ustedes para saludarlos y darles la bendición como obispo de Cojedes. Creo que celebrar 150 años de monseñor Sixto Sosa es para nosotros una bella oportunidad que nos coloca Dios y la iglesia para que podamos también impregnarnos de los altos valores y los principios cristianos”.

El obispo Rodríguez recordó que Sixto Sosa fue un hombre que amó intensamente a Dios, a la iglesia, el estudio, el trabajo, la disciplina, amó a su Venezuela querida y esas virtudes debemos asumirlas nosotros, sobre todo hoy cuando vivimos con tantas precariedades, para que desde la gracia de Dios y la voluntad del Padre eterno aprovechemos esos talentos en favor de la construcción del Reino, de la iglesia y por supuesto de la sociedad.

En el sesquicentenario del natalicio del Siervo de Dios, Sixto Sosa, monseñor Polito Rodríguez, animó a los cojedeños y venezolanos en general a que podamos también asumir y adornarnos de las grandes virtudes que hacen grandes a las personas, como fue el caso de Sixto Sosa.

“Un abrazo a todos y Dios los bendiga”, terminó diciendo el obispo de San Carlos.

Sixto Sosa nació en Tinaco, Cojedes, Venezuela, el 20 de octubre de 1870. Fue Obispo de Guayana (1917) y Primer Obispo de Cumaná (1923) hasta el momento de su muerte el 29 de mayo de 1943. Fundó hospitales, colegios, asilos para ancianos, seminarios, programas sociales de ayuda a los pobres, es el padre de la Congregación Hermanas Carmelitas Venezolanas. Sus restos reposan en la catedral de Cumaná, de la cual inició su construcción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí